sábado, 15 de mayo de 2010

Dïa Internacional de la Familia.

Familia: “1. Conjunto formado por los padres y sus hijos.”

La celebración del Día Internacional de las Familias, fue instituida por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 septiembre de 1993. En 1989, la Asamblea proclamó el año 1994 Año Internacional de la Familia, con miras a crear una mayor conciencia de las cuestiones relacionadas con la familia y mejorar la capacidad institucional de las naciones para hacer frente, mediante la aplicación de políticas amplias, a los problemas relacionados con la familia.
Con este Día se brinda la oportunidad de fomentar la toma de conciencia sobre cuestiones que afectan a la familia como unidad básica de la sociedad, así como de promover la adopción de medidas adecuadas. De igual manera, se debe profundizar en el conocimiento de los procesos económicos, culturales, sociales y demográficos que afectan a la familia.

Podemos clasificar a los tipos de familia en:
- Familia nuclear: integrada por la pareja con o sin hijos, o los hijos con uno de los padres.
- Familia simple: una pareja sin hijos.
- Familia biparental: padre, madre y uno o más hijos.
- Familia monoparental: uno de los padres y uno o más hijos.
- Familia reconstituida: uno de los progenitores forma nueva pareja. De estas proviene la figura de los padrastros o madrastras.
- Familia adoptiva: es aquella que recibe a un niño por el proceso de adopción.
- Familia homosexual: pareja del mismo sexo, con o sin hijos.
- Familia sin vínculos: un grupo de personas, sin lazos consanguíneos, que comparten una vivienda y sus gastos, como estrategia de supervivencia.


La familia es el ámbito primario de socialización, donde se transmiten los valores, la historia social.

Situaciones a las que se enfrentan las familias adoptivas

“Desde el punto de vista sociocultural, una función importante del adulto es la de ser padres (…) La familia se inicia con el acuerdo de la pareja de vivir juntos, procrear y proyectarse hacia el futuro con hijos (...) la adopción surge como una solución para la construcción de la familia (…)

(…)Los padres adoptivos expresan muchos temores:
- Acerca de si realmente pueden ofertar amor al extraño (...)
- A no poder congeniar con el niño.
- A las posibles consecuencias del lastre hereditario ya que se desconoce la historia genética del individuo.
- A las consecuencias que pudiera traer que el hijo conozca el secreto de la adopción.
- A que en el futuro el hijo quiera encontrar a sus verdaderos padres o familiares.
(…)
Las parejas que se proponen adoptar a un niño deben ser preparadas para ello y responder a sus inquietudes (...) cuál es la mejor edad para adoptar a un niño, si debe preferirse un niño con parecido físico a los padres adoptivos, qué posibilidades hay de enfrentar problemas de conducta o de enfermedad en el futuro, debe revelarse la identidad al adoptado, cómo, cuándo y quién debe hacerlo.
(…)es también importante considerar las causas de la adopción, las características de la familia de origen y de la familia que recibe al niño en su seno (…)
Existen algunas condiciones y características en las personas que la sociedad ha considerado de cierto modo amorales, tal es el caso de la homosexualidad (…) pero que hoy en día se considera una variante de la sexualidad y se está tratando de despojar de todo prejuicio social y moral (...) Así pudiera incurrirse en el error de considerar que los homosexuales no cumplen con la condición moral que exige la adopción, cuando el artículo 100 del Código de familia plantea en su disposición cuarta que: para adoptar se debe tener condiciones morales y haber observado una conducta que permita presumir, razonablemente, que cumplirá respecto al adoptado los deberes (…)
Si contribuimos a que un niño, cuya familia no está presente o no se responsabiliza de satisfacer sus necesidades materiales y espirituales o su relación con el niño atenta contra su normal desarrollo, tenga una nueva familia que sí cumple con los requerimientos afectivos, educativos y materiales necesarios para el normal desarrollo de su personalidad, estamos cumpliendo con el principio de la beneficencia.

Carmen Martínez González y Fernando Sánchez Perales .Pediatras
EAP de San Blas .Parla Madrid ”

Los valores de la Familia.
Cuando hablamos de familia, el factor más imprescindible es descubrir la raíz que hace que la familia sea el lugar ideal para forjar valores que nos hagan crear una manera de vivir más humana. Esto influirá en la sociedad, en la convivencia con los demás.
El valor de la familia nace y se desarrolla cuando cada miembro asumimos con responsabilidad y contentos, el papel que nos toca desempeñar en esta unidad, ayudando así al bienestar, desarrollo y felicidad de todos los demás componentes de la familia.
Toda familia unida es feliz sin importar la situación económica. Los valores humanos no se compran, se viven y se dan como lo mejor que podemos ofrecer.
¡No existe la familia perfecta pero sí la que se esfuerza y lucha por lograrlo!

No es la carne y la sangre, sino el corazón, lo que nos hace padres e hijos. (Friedrich von Schiller)


Todos los datos que aparecen en esta entrada, son fruto de una recopilación hecha de diferentes documentos encontrados en la red.

1 comentario:

Irdala dijo...

Ya he tenido tiempo de leerlo, Laura. ¡Muy buen post!

Besos.