jueves, 22 de julio de 2010

...Y se acabó el viaje de estas vacaciones




Bueno, pues ya estamos de vuelta con menos estrés, con más tranquilidad, con menos dinero y con más fuerzas para afrontar todo lo que venga.

Este año y, con la esperanza de que sea el último que podamos hacer un viaje por todo lo grande (por aquello de los niños), decidimos pasar diez diítas en México, en un resort de lujo y con todo incluído. Aprovechando las ofertas de última hora, nos montamos unas vacaciones por todo lo alto, con la única idea de descansar, descansar, descansar y descansar. Bueno, también teníamos otros deseos, a saber: desconectar, desestresarnos, descontracturarnos, desligarnos de la rutina, des, des, des, des, y más des. Cabía otra opción: tomar muuuuuucho el sol y volver morenitos, morenitos, pero al ir en época de lluvias, poco ha sido el color que hemos cogido. Aunque eso es lo de menos, porque con 34 grados a la sombra y una humedad del 90%, en más de una ocasión estuvimos a puntito de honrar a algún dios maya con una danza para que tuviera a bien concedernos un poco de lluvia. Pero afortunadamente para nuestros huesos y para la vista de los que nos rodeaban, el agua llegó solita y prácticamente nos acompañó durante todo el viaje.

El caso es que, las 9 horas de avión para llegar a Cancún se llevaron muy bien, pero las 9 de vuelta, con cambio de día incluído, con el equipaje de mano a reventar de regalitos, la certeza de saber que se acabó la tranquilidad, las tres o cuatro horas que nos esperaban en Madrid, más las dos de coche hasta Cuenca, dieron como resultado unas 30 horas sin dormir nada envidiables. Así que, nada más llegar a casa a las nueve de la noche, la que suscribe se metió en la cama casi sin desvestirse y no amaneció hasta el día siguiente a las 11.30 de la mañana. Y eso porque tenemos unos vecinitos la mar de escandalosos, que si no... mis 20 horitas de sueño no me las hubiera quitado nadie.

Pero en fin, como siempre, todo lo bueno tiene que acabar. Ahora toca echar la vista atrás y hacer recuento de las cosas maravillosas que hemos visto y vivido en este viaje. Hemos conocido una tierra maravillosa, habitada que gente estupenda, amable, alegre, hospitalaria... con una tradición tan rica como sus miles años de historia de la que dan buena muestra las fantásticas construcciones que pueblan cada rincón del país, así como las impresionantes ruinas de Chi Chen Itzá, la zona de Tulum y Cobá... o la inteligencia que demuestran al haber sabido fundir en una sola las costumbres que el paso de varias civilizciones fueron aportando al mundo mejicano.
Ahora, una vez en casa, nos quedan las fotos, los recuerdos que hemos comprado y las miles de imágenes maravillosas que guardamos en nuestra retina, así como los olores y sabores de los que hemos disfrutado durante nuestra estancia...

Ah... por cierto, esas cuatro horitas de parada en Madrid fueron para firmar con el abogado de Behbey. Y diréis "¿y por qué demonios no has empezado por ahí y no estás dando saltos de alegría?" Pues porque algunos documentos que llevamos no estaban bien, así que, como si no hubiéramos hecho nada. Pero eso es otro capítulo que dejaré para mañana.

Ahora os pondré algunas fotillos para que me tengáis un poquillo de envidia (jejejeje).







¡Y que viva México!

9 comentarios:

Kinshasa dijo...

Que viva México!!! que bien me lo pase yo allí de viaje de novios!!!


Besotes

Teresa(Tatyana y rd congo)

JOSE Y GEMA dijo...

Que fotitos mas chulas seguro que habeís disfrutado un montón.
Un abrazo desde Badajoz
JOSE y GEMA

VERÓNICA dijo...

Qué guay os lo teneis que haber pasado, sí que nos das envidia, jjjj yo este año me conformaré con un finde en el camping así que la diferencia será abismal, jejeje.
Me alegro que hayais podido desconectar estos días, y respecto a la firma del abogado no te preocupes, como te dije lo que cuenta es la fecha del CI así que no os vayais a estresar. Besos

Lupe y David dijo...

aarrrrrgggg dios qué envidia más grande¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ estáis los dos guapíiiiiisimo, lo que hacen 5 estrellas de hotelazo:).
Bienvenidos de nuevo, te mando correito. Besos.
PD.: nosotros aún no nos hemos ido y estamos con un tonito verdoso que puagg.

Ana y Eugenio dijo...

que envidia de vacaciones....nosotros nos vamos en unos dias para etiopia a buscar a nuestra niña...y al final no nos ha dado tiempo de pegarnos unas vacaciones asi....queriamos des-des-des-des- jajajaja...y hacer el ultimo viaje como tu bien explicas sin niños....jajajajaj... mil besos y que firmes rapidito con bebhey...

Uge dijo...

¡Que guay!, habeis hecho genial en hacer éste viaje, que luego con los peques hareis viajes de otro tipo.
Besos
uge

Nieves dijo...

De vuelta a la rutina, chicos. Pero parec que os lo habéis pasado bomba en México. Y eso es lo que importa.
Las fotografías son preciosas y estáis morenitos. jejeje.

Besos gordos

Centdesitjos dijo...

Envidia, envidia, envidia.... si señora tengo envidia!!!! jijiji
Si señora, bien hecho, este es un viaje muy merecido......
Un besote!

Laura dijo...

Muchísimas gracias a todos por vuestros comentarios!!! Sé que tarde muchísimo en contestaros y que no tengo vergüenza, pero ahora que ya me he desliado del todo, prometo estar más pendiente!

Muchos besos!