jueves, 22 de abril de 2010

Día Internacional de la Tierra

Día de la Tierra:  es un día festivo celebrado en muchos países el 22 de abril. Su promotor, el senador estadounidense Gaylord Nelson, instauró este día para crear una conciencia común a los problemas de la contaminación, la conservación de la biodiversidad y otras preocupaciones ambientales para proteger la Tierra.

Historia

La primera manifestación tuvo lugar el 22 de abril de 1970, promovida por el senador y activista ambiental Gaylord Nelson, para la creación de una agencia ambiental. En esta convocatoria participaron dos mil universidades, diez mil escuelas primarias y secundarias y centenares de comunidades. La presión social tuvo sus logros y el gobierno de los Estados Unidos creó la Environmental Protection Agency (Agencia de Protección Ambiental) y una serie de leyes destinada a la protección del medio ambiente.

• En 1972 se celebró la primera conferencia internacional sobre el medio ambiente: la Conferencia de Estocolmo, cuyo objetivo fue sensibilizar a los líderes mundiales sobre la magnitud de los problemas ambientales y que se instituyeran las políticas necesarias para erradicarlos.

• Las Naciones Unidas celebran el día de la Tierra cada año en el equinoccio vernal (alrededor del 21 de marzo). El 26 de febrero de 1971, el secretario general U Thant firmó una proclamación a ese efecto. Al momento del equinoccio suena la Campana de la Paz en la sede central de la ONU en Nueva York

• El Día de la Tierra es una fiesta que pertenece a la gente y no está regulada por una sola entidad u organismo; tampoco está relacionado con reivindicaciones políticas, nacionales, religiosas, ideológicas ni raciales.

• En el Día de la Tierra se reflexiona sobre la importancia del vital líquido que es indispensable para la vida del ser humano, como lo es el agua, ya que de toda el agua que existe en el planeta tan sólo en 2% es bebible.

• El Día de la Tierra apunta a la toma de conciencia de los recursos naturales de la Tierra y su manejo, a la educación ambiental, y a la participación como ciudadanos ambientalmente conscientes y responsables.

• En el Día de la Tierra todos estamos invitados a participar en actividades que promuevan la salud de nuestro planeta, tanto a nivel global como regional y local.

• L a C a r t a d e l a T i e r r a

"P R E Á M B U L O
Estamos en un momento crítico de la historia de la Tierra, en el cual la humanidad debe elegir su futuro. A medida que el mundo se vuelve cada vez más interdependiente y frágil, el futuro depara, a la vez, grandes riesgos y grandes promesas. Para seguir adelante, debemos reconocer que en medio de la magnífica diversidad de culturas y formas de vida, somos una sola familia humana y una sola comunidad terrestre con un destino común. Debemos unirnos para crear una sociedad global sostenible fundada en el respeto hacia la naturaleza, los derechos humanos universales, la justicia económica y una cultura de paz. En torno a este fin, es imperativo que nosotros, los pueblos de la Tierra, declaremos nuestra responsabilidad unos hacia otros, hacia la gran comunidad de la vida y hacia las generaciones futuras.

La Tierra, nuestro hogar.
La humanidad es parte de un vasto universo evolutivo. La Tierra, nuestro hogar, está viva con una comunidad singular de vida. Las fuerzas de la naturaleza promueven a que la existencia sea una aventura exigente e incierta, pero la Tierra ha brindado las condiciones esenciales para la evolución de la vida. La capacidad de recuperación de la comunidad de vida y el bienestar de la humanidad dependen de la preservación de una biosfera saludable, con todos sus sistemas ecológicos, una rica variedad de plantas y animales, tierras fértiles, aguas puras y aire limpio. El medio ambiente global, con sus recursos finitos, es una preocupación común para todos los pueblos. La protección de la vitalidad, la diversidad y la belleza de la Tierra es un deber sagrado".

PRINCIPIOS QUE TODOS DEBEMOS OBEDECER:

I . RESPETO Y CUIDADO DE LA COMUNIDAD DE LA VIDA
I I . INTEGRIDAD ECOLÓGICA
I I I . JUSTICIA SOCIAL Y ECONÓMICA
IV. DEMOCRACIA, NO VIOLENCIA Y PAZ

"Que el nuestro sea un tiempo que se recuerde por el despertar de una nueva reverencia ante la vida; por la firme resolución de alcanzar la sostenibilidad; por el aceleramiento en la lucha por la justicia y la paz y por la alegre celebración de la vida".


Hoy, 22 de abril, es el Día Internacional de la Tierra.
Como todos los días internacionales, mundiales o nacionales, creo que éste tampoco debería existir.
Me explico: cuando se llega a proclamar un día especial es porque se hace necesario concienciar a la humanidad de que algo no funciona y de hay que arreglarlo. Y en este asunto, ¿qué es lo que no funciona? Pues el trato y el uso (o mal uso) que estamos haciendo de nuestro planeta. Con este día se pretende decir bien alto que se necesita más colaboración, más decisión, más empeño, más interés... que lo que se está haciendo para erradicar el problema no es suficiente.
Así que hoy, desde aquí, quiero hacer llegar a todos los que me leéis, la idea de que debemos conseguir que  este día desaparezca, que si todos cuidamos un poquito más el lugar en el que vivimos, si arrimamos el hombro y trabajamos en una sola dirección, si nos preocupamos por no destrozar nuestro hogar, lo mismo hasta conseguimos que esto dure otros tantísimos millones de años.
Porque "No heredamos la Tierra de nuestros ancestros, sino que ésta es el legado que dejamos a nuestros hijos" (Proverbio indio).

Michael Jackson (de quien soy gran admiradora) escrbió estos versos al planeta Tierra:

http://www.youtube.com/watch?v=pleaRv6RkBo

Os dejo también, una poesía que he encontrado por internet:

Niño indio, si estás cansado,

tú te acuestas sobre la Tierra,
y lo mismo si estás alegre,
hijo mío, juega con ella...


Se oyen cosas maravillosas
al tambor indio de la Tierra:
se oye el fuego que sube y baja
buscando el cielo, y no sosiega.
Rueda y rueda, se oyen los ríos
en cascadas que no se cuentan.

Se oyen mugir los animales;
se oye el hacha comer la selva.
Se oyen sonar telares indios.
Se oyen trillas, se oyen fiestas.

Donde el indio lo está llamando,
el tambor indio le contesta,
y tañe cerca y tañe lejos,
como el que huye y que regresa...

Todo lo toma, todo lo carga
el lomo santo de la Tierra:
lo que camina, lo que duerme,
lo que retoza y lo que pena;
y lleva vivos y lleva muertos
el tambor indio de la Tierra.

Cuando muera, no llores, hijo:
pecho a pecho ponte con ella,
y si sujetas los alientos
como que todo o nada fueras,
tú escucharás subir su brazo
que me tenía y que me entrega,
y la madre que estaba rota
tú la verás volver entera.

Gabriela Mistral

No hay comentarios: