martes, 2 de febrero de 2010

Desesperada por mantenerme ocupada.


Bueno, pues como veo que no voy a poder parar en todo el tiempo que dure este proceso, tengo que deciros que... ¡me he comprado una máquina de coser!

Me explico: he visto en varios blogs, que existe "la colcha de los 100 deseos". Por lo visto es una tradición china que consiste en que, cuando un miembro de la familia está esperando un bebé, el resto de familiares y amigos entregan a la futura mamá un trocito de tela con un deseo para el nuevo hijo y, con todos los trocitos, se confecciona una colcha.

Parece ser que se ha extendido mucho y ahora, las familias que están en pleno proceso de adopción, se envían los retalitos y los deseo.  Yo acabo de apuntarme en el foro "adopcionetiopia". Ya os iré contando si avanzo o no en este proyecto. De momento, como os he dicho, me he comprado una máquina de coser. A ver qué tal se me da.

Y mientras espero a recibir mis primeras telitas, me he hecho con un montón de libros para ir "empapándome" un poco:

- Hijos del corazón.
- Cuentos y leyendas del Cuerno de África.
- Una mirada etíope.
- Llegué de Etiopía: cuéntame mi historia.
- Mariposas: realidad y sentimientos de una madre adoptiva.

He ido recopilando los títulos de los blogs que he visitado. Yo creo que con todos ellos estaré un tiempo entretenida, ¿no? Según los vaya terminando, os contaré qué me han parecido. ¡Y me iré comprando el resto de los que tengo pendiente en la lista! 

Por otro lado, la semana que viene empezamos con el cursillo. Allí conoceremos a familias que están en la misma situación que nosotros. Y estoy ansiosa por hablar con ellos, por ver si también van a hacer la colcha, si están nerviosos, si lo llevan bien... no sé, ese tipo de cosas. Que parece que cuando compartes aventura el camino es más llevadero.

Ya iré actualizando para manteneros al corriente.

5 comentarios:

Victoria dijo...

gracias por invitarnos a tu blog, ya verás como a la máquina de coser le sacas mucho partido en nuestro grupo, un beso y nos vemos en el grupo de la colcha.

Laura dijo...

Hola Victoria,
gracias a vosotras por pasaros por el blog. Estoy deseando empezar a mandar y a recibir telitas!!!
Ya lo tengo todo planeado para ir a Correos!!
Besos guapa!

Nieves dijo...

¿Hay que mandarte un trocito de tela?
¿De qué tipo? Porque telas hay muchas. A ver si al final te sale una colcha de mil colores y de mil telas: terciopelo, raso, tergal... Va a quedar rara.
¡Ay, Señor! Estás de atar, Laura. jajaja
Aburrirte no te vas a aburrir, eso queda claro.

Tienes más ideas que el Lazarillo de Tormes.

Besossssssssssss

Laura dijo...

Jajajaja!!! De eso se trata, de mantenerme ocupada!! Pues la tela tiene que ser como quieras, pero lo suyo es que vaya acompañada de un deseo para mis pequeñ@s, para que, al arroparlos con las colchas, sus sueños se llenen de buenas vibraciones.

nieves dijo...

Hala, pues a comprar tela.
jajaja.
Y con un deseo para cada uno de los bebitos, claro.
Va a quedar estupenda.

¡Eres la monda!

besotes