sábado, 6 de febrero de 2010

Manos a la obra


Lo prometido es deuda. Ayer nos liamos la manta a la cabeza y salimos a comprar metros y metros de tela. Sinceramente no sé si hemos comprado el tipo de tela adecuado para confeccionar este tipo de colcha. Es una pena ir a comprar algo sin tener ni idea del tema. Entre lo que nosotros pensamos y lo que nos dijo la dependienta, pues nos decidimos por tela de sábana. Porque, digo yo, cuando a la tela se le ponga el acolchado, tampoco convendría que pesase mucho, no? Si es una colcha, no una manta... No sé, ya veremos si hemos acertado o no.

También paramos en la papelería y compramos un montón de cartulinas de colores y rotuladores para hacer los deseos. Y esta mañana nos hemos hecho con unas pegatinitas preciosas para adornarlos.

Ya tengo algunas direcciones de compañeras de fatiga para empezar a mandarnos los retalitos. Mañana domingo me pondré manos a la obra. Nunca he sido una especialista en trabajos manuales, ni siquiera una chica con recursos, de hecho, eran mi madre y mi hermano los que me sacaban los trabajos de plástica adelante. Esta vez y, como el fin lo merece, prometo poner lo mejor de mí en cada deseo.
Ya veremos qué es lo que consigo.
Si alguno de vosotros quiere contribuir a las colchas de nuestr@s niñ@s, podéis poneros en contacto con nosotros en esta dirección:


Y si alguien quiere unirse a nuestro grupo de la Colcha de los 100 deseos de yahoo, aquí os dejo el enlace:


No hay comentarios: