jueves, 4 de noviembre de 2010

Dos meses después...

Hace dos meses que no me paso por el blog. Pero ni por el mío ni por los vuestros.
El mes de septiembre se presentó agotador por la vuelta al trabajo. Os aseguro que dos meses de vacaciones pasan factura. Hacerse con la rutina resulta casi imposible. Fueron pasando los días y, la verdad, no llegaba con fuerzas para sentarme a escribir nada. Más bien sólo tenía ganas de irme a dormir lo antes posible.
Y llegó octubre y me decidí a escribir, pero luego me di cuenta de que justo se cumplían nueve meses desde que comenzamos todo nuestro caminar en este mundo de la adopción. No debería ser así, pero nueve meses es una cantidad simbólica. Muy simbólica de hecho. Es una cantidad que, en circunstancias normales querría decir un parto inminente.
Pero claro, las circunstancias de una madre adoptante no son normales. Con esto no quiero decir que sean peores. Son, simplemente, diferentes. Aunque nueve meses son nueve meses. Y pesan. Pesan mucho, sobre todo teniendo en cuenta que ni siquiera existimos en Etiopía. Supuestamente esto cambiará en diciembre. Pero para eso aún queda un mes.

Este parón era necesario. De verdad. Además, así me he colocado en noviembre. El interminable período de tiempo que se me presentaba a la vuelta de las vacaciones del último trimestre del año, se ha reducido a treinta días. De momento. Porque diciembre tiene otros 31 días. ¿Y será el día 1 cuando llegue la documntación a Addis? ¿O será el 15? ¿O será el 31? Quizá lo mejor sea no esperarlo. Pero, por mucho que lo intente, a partir de entonces cada vez que suene el teléfono se me acelerarán las pulsaciones deseando que sea la tan ansiada llamada.

Pero este mes de octubre me ha traído algo bueno. Por fin he conocido a esas maravillosas locas a las que dediqué el mes de septiembre. Nos ha costado cuatro meses organizar la quedada pero, al final, nos pusimos de acuerdo y nos reunimos este puente. Fueron casi cuatro días intensísimos. El hecho de poner cara y voz a personas que, durante casi un año, sin apenas conocerme, me han apoyado, animado, alegrado y emocionado casi todos los días desde que entré en el grupo, no tiene precio. Todas han recorrido kilómetros y kilómetros para que pudiéramos compartir momentos maravillosos en una cabaña perdida en el pueblo de Valdecañas. Y desde el primer minuto he sentido con todas una conexión maravillosa. Annuska, Marta, Gisela, Lola,Verónica  y Victoria (os he puesto por orden alfabético para que no os enfadéis, jejeje) y sus mardios e hijos... Os puedo asegurar que no olvidaré jamas esa emoción tan intensa que sentí al daros el primer abrazo. Y por supuesto tampoco olvidaré la terrible llorera que se adueñaba de mí cada vez que alguna decía que ya se tenía que marchar... En la próxima quedada me despido la primera, así sólo lloro una vez...

Y bueno, lo que espero olvidar pronto son los kilos que me han quedado de recuerdo de la quedada. No voy a decir cuántos exactamente, pero os puedo asegurar que son muchos. Para la próxima, como dijo una de nosotras, productos light, por favor.

Chicas, que os quiero un montón, que no me imagino mejor manera de comenzar el mes de noviembre que la que he tenido y que a las que no pudieron venir, os espero en la siguiente seguro, seguro, segurísimo.

4 comentarios:

Centdesitjos dijo...

Un bsote enooooooooorme!!! Para mi también ha sido una experiencia IMPRESIONANTE y muuuuy emotiva...

Jo... cuanto os hecho de menos... pero es genial poderos imaginar en voz y movimientos reales...

Ester dijo...

Hola!!!

Os acabo de encontrar y desde hoy teneís una seguidora más de vuestro blog...

Yo también espero desde hace poquito, exactamente 4 meses...pero lo mio será una esper amás larga, ya que estoy en nacional...

En fin...nos acompañamos en la espera...te enlazo en mi blog.

Mil besos!!!

Ester.

Annuska dijo...

que sí, laurita, que para nosotras también ha sido como un sueño hecho realidad, y cuando consigamos conocernos TODAS en persona ni te cuento. aunque sea por parte lo intentaremos.

me llamo annuska y también soy foroadicta... JAJAJAJA

BESOS, GUAPÍSIMA

Annuska dijo...

que sí, Laurita, que para nosotras también ha sido como un sueño hecho realidad, y cuando consigamos conocernos TODAS en persona ni te cuento. aunque sea por partes lo intentaremos.

me llamo Annuska y también soy foroadicta... JAJAJAJA

BESOS, GUAPÍSIMA