miércoles, 24 de noviembre de 2010

Gracias




Después de dos días creyendo que el mundo se me viene encima, me he dado cuenta de que, independientemente de si es cierto o no, puedo contar con miles de manos que me ayudarán a quitar los pedruscos que impidan que me levante.

Sabía que, en este duro camino de la adopción, aunque no nos conozcamos, nos apoyamos unas a otras. Sabía que no nos importa dedicar unos minutos de nuestro tiempo libre a pasearnos por los blogs de las compañeras de aventuras a leer y dejar algún comentario.
Sabía que, gracias a internet, podría llegar a conocer a quienes comparten mis mismas dudas.
Pero creo que nunca imaginé la cantidad de personas que podrían llegar a preocuarse por mí sin conocernos realmente.

A todos aquellos que me habéis dejado esos magníficos mensajes de ánimo, a mis chicas de la colcha que se movilizaron para llamarme o para pasarse por aquí, a todas las que compartís conmigo estos duros momentos, a todos y a todas los que, en definitiva, habéis querido "estar" a mi lado en estos días tan negros para mí, sin ningún otro propósito que el de intentar hacerme fuerte y hacerme ver que no estoy sola en esto, sólo puedo deciros GRACIAS.

Siempre he dicho que la familia es una de esas pocas cosas que uno no puede elegir en esta vida. La tienes y punto. Si te gusta o no, es otra historia. Pero cada día estoy más convencida de que sí. Sí puedo decidir quién quiero que forme parte de mi familia y quién no. Y he decidido que todas vosotras sois mi gran familia. Somos una familia diferente, pero grande y fuerte. Somos una familia de verdad porque no tenemos lazos de sangre que nos obliguen a portarnos adecuadamente. Hacemos y decimos lo que queremos a los demás miembros por pura convicción. Y eso, desde luego, es valiosísimo.

Chicas, ahora sé que puedo contar con todas vosotras. Y ahora sé que podéis contar todas conmigo.

Gracias por darme la mano, echarme mercromina en herida y ponerme esta fantástica tirira con globos de colores y caritas sonrientes. Aún no estoy bien del todo, pero ahora tengo más fuerza para seguir adelante.

Y, por supuesto, gracias a mi par de compañeras que estos días, cada mañana y a cada momento, me han ido preguntando cómo me encontraba. ¡Gracias chicas!

Y por último, aunque no por ello menos importante, a los que tengo más cerca, que me han demostrado que también se han preocupado por mí y han intentado animarme de todas las maneras posibles.

Cada vez tengo más claro que me sobran más personas y que tengo más familia.

14 comentarios:

María J. dijo...

Acababa de poner un comentario en la entrada anterior, y no más volver al blog veo esta nueva entrada. ¡Que alegría, que te sientas mejor!. Si es que todo pasa y además siempre hay quien te acompañe si quieres.
Te invito a mi blog por si te apetece visitarme: http://caminamoslentamentehaciavosotros.blogspot.com/
A pesar que os sigo hace mucho, me decidi a crear el mio propio en esos momentos tan malos, y la verdad es que me ha ayudado mucho.
Un abrazo,
María J

Centdesitjos dijo...

Madre mía... tu tienes una parcelita n mi corazón, lo sabes, verdad?? Me alegra que estés mejor, un besote!

Blanqui dijo...

Estas mejor entonces? me alegro muchisimo guapa. Mañana tengo un curso de adopción, pero en cuanto tenga un ratin te llamo a ver que tal te ha ido.
Y no des las gracias por nada, sabes que nos tienes cuando quieras. Hay que estar fuerte niña y tu lo eres auqnue ahora creas que no.

Un besazo y mañana hablamos

Eva 75 Rusia dijo...

Así és Laura....en este camino hay demasiados obstáculos...a veces las fuerzas nos faltan...
Yo también he tenido momentos en que el camino se me hacia muy cuestaarriba...y siempre me han ofrecido muchas manos para ayudarme...así és.
Nunca pensé que un blog pudiera ser el puente para hacer una gran familia...así és.
Un beso!!

VERÓNICA Y JOSÉ FCO. dijo...

Laura no sabes lo inménsamente feliz que me ha hecho leer esta entrada. La verdad es que estaba muy preocupada por tu estado de ánimo. Cuando hablamos por teléfono colgué con la duda de si realmente te habrían servido mis consejos pero únicamente quería que no estuvieses hundida, que tirases para adelante. Ahora me doy cuenta de que te ha servido muchísimo el haber pasado por este momento porque así sabes las personas que te quieren y apoyan y seguro que te hacen sentir más protegida. Por favor no dudes nunca en coger el tlf y llamarme para todo todoooooo lo que necesites ¿vale? Un fuerte abrazo y sé positiva que así conseguirás vivir más feliz. Besos

Esther dijo...

Qué alegría me ha dado leerte Laura, has hecho que una gran sonrisa aparezca en mi cara de felicidad por saber que tú estás mejor. No des las gracias porque todas lo hemos hecho de corazón y piensa que si lo hacemos es porque te lo mereces. Sigue así, coge fuerzas y venga para arriba, con tranquilidad y calma, ya sabes que este camino es largo y que las energías hay que ir guardándolas y soltándolas poco a poco.

Un beso muy fuerte y gracias por compartir esa maravillosa sonrisa con todas,

Ester dijo...

Me alegro mucho de que ya estes mejor...pero no nos tienes que dar las gracias por nada!!!

Yo hace tiempo que llamo a esta redes de blog la familia bloggera...porque si...porque somos una fmailia...distinta, pero familia.

Muchos besitos...

Ester.

Anuska dijo...

qué alegría verte mejor!!!!!!!!!!!!!

espero que realmente sepas que puedes contar con nosotras para lo que necesites. lo que siento es no haber podido llamarte pero llevo toda la semana sin comer en casa y llegando a las tantas... a ver si este finde te puedo pegar un toque. yo también tengo mañana una conferencia sobre adopción a ver qué nos cuentan. espero que nada malo que todo tiene que ser bueno de aquí en adelante.

ponte alegre otra vez que necesitamos tu apoyo como tú el nuestro. caminamos en ésto todas juntas y eso es lo que nos hace fuertes.

un gran beso
annuska

Laura dijo...

Msría J. ya te he enlazado a mi blog. Es cierto que el blog ayuda mucho. A mí me sirve como foco de desahogos. Además, gracias a él conoces gente que (ya lo has visto) ayuda en los peores momentos y se alegra con todas tus buenas noticias. Y éso... no tiene precio. Muchísimas gracias, de nuevo, por tu comentario y tus ánimos. Me pasaré por tu blog prontito. Besos.

Centdesitjos...qué decirte... qué tú también ocupas un lugar en mi corazón, guapísima. Mil gracias por estar ahí. Besos.

Blanqui...me encantó oír tu voz por primera vez, aunque fuera en momentos tan malos como aquel. Pero está claro que en todo lo que nos pase podemos encontrar algo positivo. Gracias por preocuparte por mí. Un beso enorme.

Eva... cuánta razón tienes. Es increíble que en los blogs hayamos encontrado a la gente que más nos entiende, pero, como dices tú, así es! Y es algo maravilloso!!!!!! Besos.

Vero! Claro que me ayudaste muchísimo! todo lo que me dijiste fue muy sabio y cuando una lo ve todo negro, es fantástico contar con gente que, habiendo pasado por lo mismo que tú, sabe exactamente lo que te tiene que decir! Mil gracias! Descuida, que tengo tu tlf bien guardadito por si otra vez lo necesito. Y tú tienes el mío eh? Un besazo!

Esther y Esther (no sé cuál de las dos es cuál, jij) Millones de graicas por vuestros ánimos, por vuestras fuerzas y por estar ahí en ese momento tan negro. Nunca podía imaginar que las redes me iban a acercar tantísimo a otras personas. Cada día me alegro más de haber dado ese paso. Un beso grande a las dos y muchas gracias de nuevo!

Annuska, quédate tranquila, que ya sé que cuento con un montón de hombros para llorar y un montón de manos para ayudarme a levantarme! Este camino es durísimo, más por la carga psicológica que conlleva, pero afortunadamente nos tenemos las unas a las otras! Espero que la conferencia haya ido bien y todo hayan sido buenas noticias. Un beso enorme!!!

Sandra dijo...

Acabo de ver las dos entradas, meno mal que estas mejor, mucho animo guapa, y mucha energia positiva, todas tendremos bajones, pero despues a levantarse.

Pili dijo...

Bien Laura bien...!!!! Me alegro un monton de verte mejor!!!!
Pili

Nieves dijo...

Hola, mi niña.
Ya no venía a cuento dejarte mensaje en el post anterior, pero me enteré por teléfono.
Siento no haber estado aquí, ya sabes que habíamos salido unos días.
Ya he podido comprobar que no estás sola, que hya un nutrido grupo de amigos que te han prestado su hombro. Me ha emocionado leer sus mensajes.
Me alegra saber que has recuperado la sonrisa. Tú siempre estás más guapa cuando sonríes, de modo que no vuelvas a perderla, ¿vale?
Y Laura... el teléfono está para esos momentos, así que otra vez lo usas y llamas; aunque estemos distintantes, estamos.
Besos de Carlos y mios.

Laura dijo...

Sandra, muchas gracias por tus ánimos, guapa. Tienes razón: no importa tener bajones pero hay que levantarse siempre! Un beso.

¡Sí, Pili! Ya estoy mejor, con vosotras "cerca" todo es mucho más fácil! Besos, guapa!

¿Has visto Nieves? Si es que las chicas son fantásticas. Son mi pequeña gran familia cibernética! Y tranquila, sé que estáis ahí siempre y que nunca falláis!! Mil gracias por eso. Sois maravillosos. Besazos para todos.

Anónimo dijo...

Claro que sí guapetona!!! Esa es la Laura que me gusta ver! llena de energía. Tienes a más gente de la que crees, lo que pasa es que hay momentos en la vida en que todo se ve tan negro que llegamos incluso a cerrar los ojos porque nos parece inútil mirar, pero... todo un mundo que te quiere espera ahí fuera a que los abras de par en par, mires a tu alrededor y sigas luchando por todas esas cosas que te hacen vivir y sentirte viva. Ánimo y adelante! Raquel.